Perfil del Maestro Católico de Medicina | Lozano Barragán | ARS MEDICA Revista de Ciencias Médicas

Perfil del Maestro Católico de Medicina

Javier Lozano Barragán

Resumen


El artículo empieza con la definición de los términos.
Maestro es quien crea cultura, o sea, humaniza la naturaleza.
Maestro de medicina es quien trabaja, a nivel natural, como docente y guía hacia una nueva y mejor cultura médica (enseñando cómo asimilarla y vivirla), y, a nivel sobrenatural, como profesor, uno que profesa una profesión de altos valores, profesa una fe en una salud y una vida que apuntan a la trascendencia.
Maestro de medicina católico es quien funda su fe en el hecho histórico de Jesucristo, abriendo su ciencia, técnica y arte del curar hacia la victoria sobre la muerte de Jesús Nuestro Señor; es uno que ve la salud a la luz y como anticipación de la salud-plena (salvación), enseña a sus alumnos a ser "transparencia del Cristo que sana".
La segunda parte del artículo sintetiza el capítulo sobre la identidad del médico católico de la "Carta de los Agentes de la Salud", escrito por el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud. El médico católico tiene un "ministerio terapéutico" en el sentido que es "custodio y servidor de la vida humana"; hacia la persona del paciente tiene la misma caridad terapéutica de Cristo, y, por fin, colabora con Dios en liberar al hombre del mal físico que aprisiona el espíritu. Tal identidad es una vocación y una misión a ser Iglesia, a ser (existir) con Dios (y como Dios, transparencia de Cristo médico) para los demás (humanizador, preexistente, virtuoso).

Palabras clave


medicina, médico; católico; maestro; cultura; Cristo

Texto completo:

PDF

Referencias


Cf. Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, Carta de los agentes sanitarios, Ciudad del Vaticano, mayo 1995, 1-7.

Cf. Gracia Diego, El Juramento de Hipócrates en el desarrollo de la medicina, Dolentium Hominum (31) 1996, 12-14.

Cf. Capelletti Vicenio, Donde hay amor por el arte médico hay amor por el hombre, Dolentium Hominum (31) 1996, 22-28.

Cf. Pío XII, Discorsiai medici…, 46-54.

Cf. Pío XII, Discorsi ai medici, Orizonti medici, Roma (1959) 46-54.

Brera Giuseppe Rodolfo, La formazione del medici del terzo Millennio. La scuola medica come scuola di uomini e di umanità, Conferenza inaugurale dell’anno accademico 1998/1999. Università ambrosiana di Milano, inaugurazione della scuola de Medicina.

Cf. Pío XII, Discorso ai Medici…(oc).

Cf. Juan Pablo II, Al XV Congresso dei Medici Cattolici, ANCI, Cinquent’anni di vita per la vita, Orizonti Medici (1994) 105-114.

Cf. Pío XII, Radio Messaggio al VII Congresso internazionale del Medici cattolici (11-9-56) Discorso al medici, 503.

Cf. Gracia Diego, El Juramento de Hipócrates…, 12-14.

Cf. Martín P. Arzt und Seelsorge. En LTK (1). 12 Citado por Gracia Diego, el Juramento de Hipócrates…, oc., 26.

Cf. Leone Salvino, Horizonte médico (6) nov-dec. 1996, 10-11.

Asenjo Miguel Ángel-Trilla A., Necesidad de nuevos profesionales para las nuevas situaciones sanitarias. Todo hospital (149), sept. 1998, 497-499.




DOI: http://dx.doi.org/10.11565/arsmed.v36i2.146



Copyright (c) 2007 ARS MEDICA Revista de Ciencias Médicas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

ISSN: 1234-5678 © Dirección de Extensión y Educación Continua, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. http://www.arsmedica.cl

Journal Supported by