Hacia la fundamentación ontológica de la ética médica | Rodríguez Guerrero | ARS MEDICA Revista de Ciencias Médicas

Hacia la fundamentación ontológica de la ética médica

P. Ángel Rodríguez Guerrero

Resumen


Sin resumen disponible

Texto completo:

PDF

Referencias


Cfr. James F. Drane. El cuidado del enfermo terminal. Ed. OPS. Washington D. C. 1999, pág. 19 (3 de la introducción).

Bilberny, Aproximación a la ética. Planeta Colombiana Editorial, S.A., Bogotá, pág. 15, 1992.

Sánchez Torres, F. Temas de ética médica, Giro Editores, Santa Fe de Bogotá, 1995, pág. 20.

4 Ibíd. pág. 20.

Encyclopaedia Britannica. Publishers Inc. Año 1986.

Rodríguez Luno, A. Ética. Ediciones Universidad de Navarra, S.A., Pamplona, 1984, pág. 19.

Aristóteles. Ética nicomaquea. Ed. Bedout, Medellín, 1982, pág. 37.

Malherbe, ...Hacia una ética de la medicina. San Pablo, Bogotá, 1993, pág. 66.

Kierkegaard, S. Ética y estética. Ed. Nova, Barcelona 1959, pág. 134.

Cfr. Victoria Camps, Osvaldo Guariglia, Fernando Salmerón. Concepciones de la ética. Editorial Trotta, S.A., Madrid 1992, pág. 14 – 27.

Ibíd

Mill J. S. y Bentham J. Utilitarianism and the other essays. Ed. por Alan Ryan, Penguin, London 1987, pág. 290.

Cfr. Victoria Camps... ibíd.

Cfr. Comisión de Ética Médica: Prof. Dr. Arturo Jarpa G., Prof. Armando Roa, Prof. Dr. Jaime Pérez Olea, Prof. Dr. Patricio Mena, Prof. Dr. Ricardo Cruz-Coke. Textos de Ética Médica. Universidad de Chile. Santiago 1977. En la introducción.

Zaragoza, Jr. ‘La medicina de los pueblos mesopotámicos’. En Historia Universal de la Medicina, Laín Entralgo, P., Salvat Editores, S.A., Barcelona, tomo I, pág. 90, 1972. Citado por Sánchez Torres, F. Óp. cit., pág. 33.

Ibíd.

Tratados Hipocráticos. Editorial Gredos, S.A., Madrid, tomo I, pág. 92, 1990.

Sánchez Torres, F. Óp. cit., pág. 34.

Hippocrate, Oeuvres Completes. Ed. J. B. Gardell. París. 1810.

Gracia Guillen, Fundamentos de Bioética. Eudema, S.A., Madrid, pág. 45. 1989.

En Tratados Hipocráticos (ob. cit.), pág. 312, 313. 1990.

Cfr. Mt, 9, 1-7; Mc 2, 1-12; Lc 5, 17-26.

Cfr. Mc 2, 27-28.

Cfr. Smith, RE. ‘La ética médica: una criatura de la Iglesia’ En Dolentium Hominum, No 15, pág. 39-46, 1990.

Cfr. Paracelso Theophrastus Bombastus Von Hohenheim. Obras Completas, Libro IV. Opus Paramirum. Ed. Kier. Traduc. Estanislao Lluesma-Uranga, Buenos Aires, 1945.

Lavater, Gaspard, L´Art de conmaître les hommes pour la Physonomic, tomo I, Paris, Ed. Depélafon Libraire, Rues des Grands. Augustins No 21, 1820, pág. 14, 15, 16, 210 y 211.La ética de la generosidad impele al médico al estudio, a la investigación, al gesto cariñoso, al cuidado extremo, a la devoción intensa hacia maestros, colegas, discípulos y a cuantos laboran con él, a fin de que la ayuda al prójimo sea lo más eficaz posible, sin aumentar por ignorancia, ruptura de secreto, uso indebido de fármacos y psicoterapias u orgullo profesional, las desventuras provocadas por la enfermedad misma. Quien obra así, en acuerdo a lo solicitado a su vocación desde el fondo de los tiempos, se dignificará alcanzando la gracia destinada a los fieles servidores de la existencia’ 27.

Roa, A. Ética de la generosidad. En Textos de Ética Médica obra cit.

Rielo, F. Introducción a mi pensamiento. Ed. F. Rielo. Constantina, Sevilla 2002, pág. 2.

Rodríguez Yunta, E. ‘Fundamentación antropológica y ontológica de la ética’ en Ars Medica, No 5, PUC. Santiago de Chile 2001. ‘Las teorías éticas, como construcciones racionales, son provisionales, aunque estén dotadas en la máxima coherencia lógica. Esta provisionalidad de la razón, no exime de buscar y dar razones, como tampoco anula que haya razones mejores que otras para justificar una decisión. La razón humana tiene un

carácter aproximativo por el cual se puede aprender a tomar decisiones bien fundadas sopesando razones; tal es el valor de los métodos en ética. Pero no puede esperarse de la teoría ética una resolución definitiva de los dilemas y conflictos. Lo real excede siempre los límites de la razón’.

Rielo, F. Tratamiento psicoético en la educación. Ed. F. Rielo. Costantina, Sevilla. 1996, pág. 4 y 5. ‘La psicoética me es nueva rama del saber que contribuye también a la eficaz formación integral del ser humano... La normativa ética no puede por sí misma iluminar la complejidad de la conducta humana de acuerdo con unas circunstancias que, en aras de la sensibilidad y madurez cultural, pueden variar... La ética no podrá de este modo concebirse sin una apertura que adquiere dos proyecciones: formal: hacia otras ciencias afines, en especial a la sicología, porque esta aporta a la ética el conocimiento, no solo de la autenticidad o inautenticidad del sentido moral, sino también de los condicionamientos que, de toda índole, tiene lugar dentro de la persona misma; trascendental, hacia una metaética que, formándose en la ontología, sea el aval fundante de la ética y, a la vez, interrelacione las implicaciones fronterizas que obtiene la imbricación con las demás ciencias. Esta doble proyección hay que afirmarla de la sicología: formal, apertura a la ética, porque aquélla no puede prescindir de la responsabilidad del acto humano; trascendental, apertura a la antología o mística porque a ésta corresponde determinar el origen y fin del acto humano’.

Rielo, F. Ibíd., pág. 4.




DOI: http://dx.doi.org/10.11565/arsmed.v33i1.235



Copyright (c) 2016 ARS MEDICA Revista de Ciencias Médicas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

ISSN: 1234-5678 © Dirección de Extensión y Educación Continua, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. http://www.arsmedica.cl

Journal Supported by