Principios de bioética e investigación

Agustín Estévez

Resumen


Sin resumen disponible

Texto completo:

PDF

Referencias


Lavery, J.V: A culture of Ethical Conduct in Research: The proper Goal of Capacity Building in International Ethics, CHH Working Paper Series, Paper, num. Wg.2:5, Comision on Macroeconomics and Health, 2001

Vease la peculiar figura del Dr. Ivy en Vaux, Kenneth and Shade, Stanley: The Search for Universality in the Ethics of Human Research: Andrew Ivy, Henry K. Beecher and The Legacy of Núremberg’. En The Use of Human Beings in Research, Edited by Stuart Spicker, Llai Alon, Andre Vries and H. Tristram Engelhardt, Philosophie and Medicine, 28, Kluwer, Dordrecht, 1988

La expresión pertenece a T. Engelhardt y alude a aquellos individuos que pertenecen a un mismo credo religioso o ideológico. Veáse Engelhardt, Tristram: Fundamentos de bioética, Barcelona, Paidós, 1995

Ilustra lo que decimos, la estrategia de un bioeticista católico que cuando ponía reparos a las técnicas de fertilización asistida no acudía a los argumentos más usados de la teología moral, sino a algo más próximo y eficaz para todo el mundo. El sufrimiento y la manipulación de las mujeres en las que la técnica había fracasado

Prueba de esto es el famoso artículo de Toulmin. Lo que corroboró la bioética y la ética biomédica fue el valor de la ética normativa, dejada de lado por la ética analítica anglosajona. Véase Toulmin, S.: ‘ How Medicine Saved the Life of Ethics’ in New Direction in Ethics, edited by De Marco and Fox, R., New York, Routledge and Kegan Paul, 1981

Es el camino que va desde Locke a Stuart Mill, de la tolerancia negativa hasta la participación positiva

Aun los que sustentan posturas fundamentalistas tienen que acudir al aparato jurídico para imponer sus convicciones a los demás, no podrían hacerlo de otra manera en una sociedad democrática que al menos políticamente esta fundada en la idea de contrato

Cortina, A. y Martínez, E.: Ética, Madrid, Akal, 2 ed., 1998, pág. 117-119

Weber, Max: El político y el Científico, Madrid, Alianza, 1993

En la primera edición del famoso libro de Beauchamp y Childress Principios de ética Biomédica, los autores explican que prefieren el término de biomedicina, por ser más nuetral y no tener las pretensiones de la expresión de Potter que encerraba una visión tal vez muy

ambiciosa de una superdisciplina que mediara entre las ciencias biológicas y los valores humanos. Para la cuestión etimológica y conceptual de la bioética véase: Estévez, Agustín: Bioética: de la cuestión nominal a la caracterización de su concepto, Bahía Blanca, Argentina, Ediuns, 2002

Óp. cit,. nota 1




DOI: http://dx.doi.org/10.11565/arsmed.v33i1.251



Copyright (c) 2016 ARS MEDICA Revista de Ciencias Médicas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

ISSN: 1234-5678 © Dirección de Extensión y Educación Continua, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. http://www.arsmedica.cl

Journal Supported by